David-Salcedo_Fuchina_Pedro-Cano008

FUCHINA

David Salcedo

 

Inauguración/ 18 de marzo de 2023

La Fundación Pedro Cano acoge FUCHINA, una exposición fotográfica de David Salcedo. La muestra se podrá contemplar en la sala de exposiciones del museo hasta el 16 de abril de 2023.

Fuchina de David Salcedo entronca a la perfección con la larga tradición de fotografía antropológica española. Carlos Pérez Siquier, Cristóbal Hara o Ricardo Cases son fuentes de su legado visual, pero también Koldo Chamorro o Cristina García Rodero, que sin usar el color encuentran en las tradiciones españolas su fuente de inspiración. Salcedo va más allá gracias a las posibilidades narrativas que le ofrece la fotografía, jugando visualmente con las imágenes a partir de pequeñas series y de los diálogos que se establecen entre ellas. David Salcedo aporta una mirada personal y fresca ante elementos tan clásicos y atávicos de la cultura española como la religión, las fiestas populares, el color y los animales.

 

Además, David Salcedo no solo nos presenta la exposición Fuchina en sí misma: va más allá y se atreve a mostrar al espectador los entresijos de la edición del libro del que parte la muestra, así como parte del material descartado.

 

Isabel Lázaro

La exposición

Todos tenemos un pueblo al que volver. Un lugar que contiene la infancia, lo atávico, también la barbarie. Un pueblo con casas blancas, aceras estrechas, sillas en la calle, rumores de voces. “¿Y tú de quién eres?”, preguntan a quién camina mirando hacia arriba, tal vez a las nubes.

 

Todo pueblo que se precie como tal tiene su fiesta. Sin ritual no hay comunidad; sin ruptura de las normas, aunque sea por unos días, no se puede mantener el orden establecido. Sin Dionisio, Apolo no tiene cabida. Sin los ritos del catolicismo no pueden perdurar los dioses paganos. No al menos en esa constelación de puntos blancos, los pueblos desperdigados por el sur y el este de la península ibérica.

 

Sin rojo, no puede haber blanco. Rojo de bandera, de estandarte, pero también de líquido atesorado en barrica. Durante la fiesta se congrega el oro del crucifijo, esa cruz de Caravaca, y el exceso de contenido en un vaso de plástico. Este último descansa sobre la capota de un coche, también rojo sangre, como la vida misma.

 

David mira con los ojos, también con el estómago. Cándida, su compañera fiel, lo registra mediante un código numérico. Las imágenes digitales de Salcedo son personales y, a la vez, muestran la tradición de los  maestros españoles, como Cristóbal Hara o Carlos Pérez Siquier. Sus fotos también transpiran el sol acumulado, el deslumbre de las paredes, el paisano con la resaca que se le avecina.

 

Dentro de los rectángulos de las fotos, los caballos de verdad parecen de juguete y los de juguete se antojan verosímiles. Penden las telas y los trapos que ocultan los rostros. No así las intenciones, la voluntad de seguir el guion establecido, puesto que así lo exige la identidad colectiva. Cada imagen también atesora el silencio, el de las horas muertas, pero también el que precede al estampido del petardo o el cántico de los vecinos.

 

La fiesta ha de cumplirse, el ritual debe continuar su ciclo: los vasos se vaciarán, volverán a ser colmados cuando la tierra, en torno al sol, complete otro giro. Dios en el cielo; pero aquí abajo, por si acaso, la fuchina llena las copas.

 

Rafa Badía

El artista

DAVID SALCEDO

Caravaca de la Cruz, 1981

Sus trabajos abarcan un amplio espectro de las propuestas del medio fotográfico, pero claramente se ven dos ejes que los vertebran. El primero es una delicada mirada documental, en la cual parece que se priva a toda imagen de todo sonido. El segundo es la obsesión por trabajar con lo que le es cercano, ya sea por una necesidad de hablar de lo que conoce o bien como una metáfora de la existencia.

 

Esta manera de entender su rincón del mundo le ha llevado a exponer por todo el territorio nacional, parte del europeo y del americano. También le ha permitido ganar numerosos premios y becas donde destacan el Nuevo Talento Fnac 2015, el premio Proyecta 2016 del Centro Andaluz de Fotografía o ser finalista de los Street photography awards de Lensculture. Desde 2014 ha publicado dos libros, Fuchina con la Kursala de la universidad de Cádiz, + con la editorial Ediciones posibles, y cuatro fanzines autopublicados.

 

Actualmente está representado por la agencia londinense Millennium Images, la galería Alalimón de Barcelona y la galería SaishoArt de Madrid.

 

 

Página web: www.salcedofoto.com

Las obras

Utilizamos cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos de la navegación de nuestros usuarios y mejorar nuestros servicios. Si acepta o continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.    Política de cookies
Privacidad